Tu tranquilidad
es nuestra prioridad

Analizamos
tus necesidades reales
de cobertura y aseguramiento

 

Te ofrecemos
el asesoramiento
que necesitas

Defendiendo siempre
tus intereses frente
a la entidad financiera

1
1

Seguro de coches

El seguro del automóvil es un contrato de seguro que cubre los riesgos creados por la conducción de automóviles en caso de causar un accidente. Existe una modalidad básica, cuya contratación es obligatoria por los propietarios de todo vehículo, denominada por ello seguro obligatorio del automóvil que cubre la responsabilidad civil del propietario y del conductor del vehículo —en el caso de que no sean la misma persona— por los daños y lesiones que causen a terceros. Incluye también la defensa apostólica hasta ciertos límites. Esta modalidad está regulada de forma detallada por la normativa estatal.

Junto a esta modalidad básica se pueden contratar otros complementos voluntarios: lo que se denomina seguro de responsabilidad civil voluntario, que cubre las posibles indemnizaciones a terceros por encima de las cantidades incluidas en el seguro obligatorio; el seguro de ocupantes, lo mismo que el anterior pero específicamente para los ocupantes del vehículo; el seguro de daños propios o seguro a todo riesgo, por los daños que pueda sufrir el vehículo del propio asegurado; el seguro de lunas, por los daños a las lunas del propio vehículo, es una subespecie del anterior; el seguro de accidentes del conductor, que es un seguro sobre la vida del propio conductor, ya que éste no está cubierto por el seguro obligatorio; el seguro de defensa jurídica en cuanto no esté cubierto por el obligatorio; la asistencia en viaje, etc.

Tipos de seguro de coche

Seguros a terceros

Este primer tipo de póliza es el más sencillo y básico, como indica su nombre. Es el seguro mínimo que por ley tiene que tener todo coche para poder circular. Se conoce como seguro a terceros o seguro básico.

Todo seguro a terceros debe incluir el seguro de responsabilidad civil que se exige para circular. Este tipo de cobertura cubre los daños materiales y personales que el coche asegurado cause a terceros. El coche asegurado y el propio conductor quedan fuera de la protección del seguro obligatorio. Este seguro básico suele incluir una extensión de la responsabilidad civil que se conoce como responsabilidad civil suplementaria que amplía económicamente el seguro de responsabilidad civil del asegurado.

La responsabilidad civil por remolques y caravanas, y para los objetos transportados en el vehículo, también suele estar incluida en un seguro a terceros. Junto con la defensa jurídica, reclamación de daños y la asistencia en viaje.

El seguro de conductor empieza también a incorporarse en las pólizas a terceros pero no siempre es así, por lo que es importante que tengas en cuenta este detalle al comparar y elegir tu seguro de coche.

La reclamación al Consorcio de Compensación de Seguros por daños al vehículo asegurado y/ o personales, a consecuencia de determinadas catástrofes naturales, terrorismo o actuaciones en tiempos de paz de las Fuerzas Armadas y los Cuerpos de Seguridad del Estado, completa las coberturas de las que se disfruta con un seguro a terceros.

Seguros a terceros ampliados

De acuerdo con las necesidades y demandas de los conductores actuales, las compañías aseguradoras han incrementado su oferta de seguros a terceros ofreciendo un tipo de pólizas algo menos básicas, pero no tan completas como las que se denominan todo riesgo.

En este grupo de pólizas de seguro de coche a terceros ampliados o completos, encuentras un amplio conjunto de coberturas que puedes elegir de manera independiente o en formato de paquetes, según las diferentes compañías. La cobertura de la rotura total o parcial de lunas o parabrisas, el

seguro por incendio o la reparación de los daños que sufra el coche, si atropella a algún animal, por ejemplo; son de las más habituales en los seguros a terceros ampliados.

La pólizas de terceros más completas ofrecen al conductor servicios y asistencias más específicas como la responsabilidad civil del tomador y conductor declarado como ciclista, la responsabilidad civil del hijo menor de edad conduciendo sin carné, la defensa en multas de tráfico, subsidio por privación del permiso de conducir, robo del vehículo, la limpieza del vehículo por traslado de heridos o los intereses y gastos del préstamo para la reparación del vehículo.

Este tipo de seguros a terceros con coberturas ampliadas es muy interesante para que el conductor pueda completar su protección y la de su vehículo en función de su uso, prioridades y necesidades, sin tener que renunciar a nada esencial, aunque elijas una póliza a terceros.

Todo riesgo

Estas dos palabras parecen ser sinónimo de caro, ya que incluyen una completa gama de coberturas, asistencias y servicios. Este tipo de seguro cuenta con una cobertura muy interesante: Daños propios, que cubre las afecciones en el propio vehículo que hayan sido causadas por el conductor. Incluye desde los daños más leves, como pequeños golpes, hasta el siniestro total. Además, recoge las prestaciones de los seguros anteriores. Suelen incluirse en estas pólizas servicios como vehículos de sustitución o defensa de las multas de tráfico.

Todo riesgo con franquicia

Es similar al anterior, pero, en este caso, se incluye la franquicia, que es un importe que paga la persona asegurada si se producen daños en el vehículo. Esto quiere decir que el precio de la póliza es menor que en el todo riesgo, porque el tomador pagará los gastos hasta la cantidad establecida como franquicia y del resto se encarga la compañía aseguradora.

Todo riesgo con franquicia para coche eléctrico

El auge de las ventas de coches eléctricos ha obligado a las aseguradoras a diseñar planes específicos para este tipo de vehículos. En este caso, además de todas las prestaciones de un todo riesgo, se incluye la cobertura por el robo del cable de recarga integrado.

¿Podemos ayudarte?

Estamos aquí para informarte si tienes más dudas sobre este tipo de seguro. Nuestros presupuestos y coberturas son completamente personalizados. Por eso no podemos darte un precio cerrado. No somos una compañía de seguros, somos los responsables de que obtengas las mejores coberturas al mejor precio, con independencia, honestidad y profesionalidad.

Garantías

El seguro de automóviles es un seguro multirriesgo.

Contatación de garantías básicas

– Responsabilidad Civil:

  • De suscripción obligatoria (RCSO). Esta es la única garantía que necesariamente debe haberse contratado en todo seguro de automóvil.
  • De suscripción voluntaria (RCSV).
– Defensa jurídica

  • Penal y Fianzas.
  • Reclamación de daños.
– Accidentes personales del conductor y ocupantes.

  • Fallecimiento.
  • Invalidez permanente.
  • Asistencia sanitaria.

Contatación de garantías opcionales de daños a propio vehículo

  • Daños propios. La cobertura de rotura de lunas está incorporada al concepto de contratación básica de coberturas.
  • Robo.
  • Riesgos extraordinarios.

Contatación de garantías opcionales de daños a propio vehículo

  • Asistencia en viaje.
  • Asesoramiento frente a multas.
  • Subsidio por retirada del permiso de conducir.
  • Anticipo del coste de reparación.
  • Préstamos de reparación.

En el mercado actual de las aseguradoras, suelen incluir estas garantías en el paquete básico.

Consorcio de compensación de seguros

Definición

El Consorcio de Compensación de Seguros es la fórmula creada por el Gobierno para atender a los ciudadanos cuando el sector asegurador no es capaz de cubrir sus necesidades pero también cuando hay una falta de seguro o insolvencia de asegurador. Para ello, se constituye como una entidad empresarial de naturaleza pública dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda.

El Consorcio de Compensación de Seguros se encargará de ofrecerte un seguro básico que cubra la Responsabilidad Civil Obligatoria si ninguna aseguradora quieres ofrecértelo. Del mismo modo, se hará cargo de determinadas indemnizaciones cuando, aún estando asegurado, el seguro no cubra las circunstancias en las que se produjo la pérdida.

Riesgos extraordinarios que cubre el ccs

Entre las labores del Consorcio está al de cubrir los denominados riesgos extraordinarios provocados por siniestros extraordinarios. Éstos se producen cuando bien la aseguradora no puede hacer frente a sus obligaciones, es decir, no puede pagar la indemnización por estar en quiebra o cuando el propio hecho no esté reflejado en la póliza. Si todavía no lo ves claro piensa por ejemplo en determinados fenómenos naturales como inundaciones o un siniestro ocurrido en el extranjero.

El Consorcio cubrirá tanto daños directos a personas como a bienes, como la pérdida de beneficios derivados de los daños sufridos por los bienes afectos a la actividad económica. Dicho de otra forma, si tu moto sufre un problema por un siniestro extraordinario y es imprescindible para tu actividad económica, el Consorcio te ayudará.

Los riesgos concretos cubiertos por el Consorcio de Compensación de Seguros incluyen los riesgos catastróficos con enorme potencial de pérdidas para el asegurado sin importar el número de afectados o la región implicada. En este sentido, puede que sólo afecte a una persona y a un lugar concreto y aún así si ocurre uno de los eventos garantizados, el asegurado estará cubierto. ¿Cuáles son estos eventos garantizados?
En su mayor parte se trata de fenómenos extraordinarios de carácter
natural como inundaciones, tempestades, tornados… aunque hay otros.

– Los Fenómenos Naturales:

  • Inundaciones extraordinarias. Debe producirse el anegamiento del terreno por las lluvias o deshielo, aguas procedentes de lagos con salida natural, de rías o ríos, o de cursos naturales de agua en superficie cuando se desborden de sus cauces normales y embate de mar en la costa, incluso sin anegamiento. Quedarán fuera del mismo la lluvia que caiga directamente sobre el bien asegurado. En el caso de las motos y el resto de vehículos, estarían cubiertos ante una riada, entrar con la moto en una zona inundada y que ésta se dañe o la inundación del garaje, por ejemplo.
  • Tempestad ciclónica atípica. Incluye tornados y vientos extraordinarios con rachas superiores a los 120 km/h.

– El Consorcio también se hará cargo de los daños ocasionados violentamente como consecuencia de terrorismo, rebelión, sedición, motín y tumulto popular.

– Hechos o actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.

Requisitos para poder cobrar el ccs

Para que se activen las coberturas que cubre el Consorcio de Seguros es necesario que se cumplan algunas condiciones. La más importante es que la cobertura esté supeditada a un contrato de un seguro de daños, de vida o de accidentes personales. Dicho de otra forma, es necesario tener un seguro en regla y al corriente de pago. En caso contrario el Consorcio de Compensación de Seguros no se hará cargo del pago.

El Consorcio se hará cargo de la indemnización si se trata de una cobertura de inclusión obligatoria que no es asumida expresamente por la compañía de seguros.
Existe ademas un periodo de carencia de siete días desde la fecha de la emisión de la póliza para tener derecho a la indemnización por parte del consorcio.

El consorcio ante la falta de seguro

La otra gran labor del Consorcio pasa por ser una suerte de seguro de último recurso, es decir, ofrecer un seguro a las personas a las que las compañías no quieren asegurar. Esto que en principio puede parecer sorprendente era algo relativamente habitual hace pocos años con los moteros más jóvenes. Las compañías aseguradoras sabían que no eran buenos clientes y les denegaban el acceso a un seguro.

Si este es el caso, el Consorcio se encarga de proveerles un seguro. Para ello bastará con que presente por escrito dos solicitudes de seguro denegadas.

Las coberturas del seguro obligatorio del consorcio

Lo que el Consorcio cubre es un seguro básico de Responsabilidad Civil Obligatoria por daños a terceros y más concretamente las cantidades mínimas establecidas por la ley para poder circular con tu moto. Éstas son las siguientes:

  • Daños a personas por valor de hasta 70 millones de euros por siniestro.
  • Daños a bienes hasta 15 millones de euros por siniestro.
  • Asistencia médica y hospitalaria.
  • Gastos de sepelio.

Se trata de coberturas básicas a un precio generalmente no tan básico. Y es que el consorcio asegura, pero no a cualquier precio, generalmente a uno por encima del valor normal de mercado. Es el sobreprecio que algunos moteros tienen que pagar.

Te estamos esperando