Tu tranquilidad
es nuestra prioridad

Analizamos
tus necesidades reales
de cobertura y aseguramiento

 

Te ofrecemos
el asesoramiento
que necesitas

Defendiendo siempre
tus intereses frente
a la entidad financiera

1
1

¿Qué es un multirriesgo de hogar?

Entre los tipos de seguros que puedes encontrar a la hora de proteger tu vivienda, el seguro multirriesgo es el más popular. Se trata de una póliza que ofrecen la mayoría de compañías de seguros que operan en nuestro país, y su objetivo es proteger tu hogar ante cualquier accidente. También responde -a través de la Responsabilidad Civil- cuando los daños se producen a terceros y la Responsabilidad Civil es achacable al asegurado.

Se llama multirriesgo precisamente porque se trata de ofrecer esta protección ante los múltiples riesgos a los que puede exponerse una vivienda. Es decir, todos los daños que pueda sufrir tanto la estructura de la casa (continente) como los bienes que guardas en ella (contenido). Hablamos, pues, de supuestos que van desde un incendio hasta una fuga de agua pasando por un robo o un hurto. Un seguro multirriesgo es el que te respalda ante cualquier incidente que afecte a tu casa y a tu vida diaria.

¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar?

Contratar un seguro de hogar no es obligatorio, salvo en el caso de las viviendas hipotecadas, que deben contratar un seguro de daños de los bienes afectados por la hipoteca. En estos casos, se puede contratar el seguro con la entidad que se quiera, es decir, que nadie nos puede obligar a contratar el seguro de hogar con el banco que concede la hipoteca.
No obstante, es muy recomendable contratar un seguro de hogar que cubra, al menos, el continente y la responsabilidad civil.

¿Qué es el continente en el seguro del hogar?

Una compañía de seguros denomina Continente a todos los elementos constructivos y estructurales de un edificio o una vivienda, ya sean paredes, techos, suelos, o instalaciones como la calefacción, el agua, o la electricidad, entre otras.

Para conocer con exactitud qué es el continente en los seguros de hogar, deberíamos tener en cuenta que se trata de todos aquellos materiales que forman parte de la construcción de una vivienda, así, podemos distinguir entre:

  • Instalaciones como tuberías de agua, de gas, o todo el cableado eléctrico y el de las telecomunicaciones como las de telefonía, entre otras.
  • Todos los elementos que suponen forman la parte estructural de la vivienda: paredes, tejados, suelos, pavimentos, enchufes, etc.
  • Elementos decorativos como el parquet, las molduras o la pintura de las paredes. También sería conveniente incluir en este punto los techos de escayola, las moquetas y los toldos.

Además, no podemos dejar fuera de este concepto la rehabilitación o reforma que se realice o se haya realizado en el edificio y cualquier obra de mejora del mismo. En definitiva, analizar qué es el continente en los seguros de hogar, es tener en cuenta todos los elementos que venían en la vivienda en el momento de su entrega, además de todos los que se utilizaron para su construcción, reforma, mejora o rehabilitación. También se considera que forman parte del continente en los seguros de hogar superficies construidas, pero fuera de la vivienda propiamente dicha, como pueden ser los garajes o piscinas, entre otros. También los trasteros se encuentran incluidos entre el denominado Continente de una vivienda, además de aquellas dependencias que no formando parte integrante de la vivienda se encuentren en el mismo edificio que esta, para su uso privado y exclusivo.

¿Qué es el contenido en un seguro de hogar?

Asegurar el contenido de un hogar consiste en cubrir los bienes que se encuentran en el interior de una vivienda y que pertenecen al asegurado y a las terceras personas que viven allí de manera habitual. El contenido lo componen el mobiliario, las joyas y los objetos de valor artístico, estos últimos catalogados normalmente como objetos de valor especial.

Se incluyen, por tanto, los muebles, electrodomésticos y equipos electrónicos así como la ropa, el ajuar, los enseres personales y los alimentos que se encuentren en el interior de la vivienda asegurada y del trastero o espacios a los que sólo puede tener acceso el propietario y que pertenezca a la misma comunidad que la vivienda. Es decir, para ser considerados como contenido los bienes deben encontrarse en un espacio cerrado con llave y de uso exclusivo del usuario. Por tanto, no están cubiertos por el seguro de Hogar todos aquellos bienes que estuvieran guardados en un espacio comunitario, como un garaje.

En el contenido de la casa también se pueden incluir objetos de un valor especial como joyas, obras de arte, monedas de oro y plata, abrigos de piel o colecciones filatélicas y numismáticas, aunque el tipo concreto de bienes dependerá de cada aseguradora concreta. Algunas protegen hasta marfiles, armas de fuego, instrumentos musicales y bicicletas de elevado precio. Este tipo de objetos rara vez están cubiertos por una póliza de Hogar por eso, para que estén protegidos, es necesario declararlos como objetos de valor especial a la aseguradora.

Para que los bienes especiales sean considerados como tales será necesario que su valor unitario tenga un valor determinado. Cada compañía fijará la cuantía, que suele rondar los 2.500 euros, aunque puede ser menor o incluso superior. Por ejemplo, hay compañías que para cubrir objetos de valor especial exigen que un objeto artístico, como un tapiz o una obra de arte, tenga un valor superior a los 10.000 euros, mientras que otras pueden establecer que ese mismo bien tenga un valor de, como mínimo, 1.800 euros.

¿Cómo calcular el valor del contenido?

Al contratar un seguro de Hogar en el que se incluya el continente de la vivienda se debe indicar el valor estimado de éste ya que de la cuantía declarada dependerá el importe de la prima y la indemnización recibida por el tomador del seguro en caso de siniestro.

Una de las cosas más útiles para calcular el valor del contenido es realizar un inventario, lo más completo posible. En él se deben incluir todos los muebles, electrodomésticos, aparatos electrónicos, menaje del hogar, ajuar, ropa, material deportivo y libros, entre otros.

En algunos casos también pueden estar incluidos en el contenido de una casa los animales de compañía como los perros, gatos, pájaros o peces y los objetos de uso profesional de hasta un porcentaje máximo de la suma total con la que se ha asegurado el mobiliario. Eso sí, será cada aseguradora la que decida si los incluye en la póliza o no.

¿Podemos ayudarte?

Estamos aquí para informarte si tienes más dudas sobre este tipo de seguro. Nuestros presupuestos y coberturas son completamente personalizados. Por eso no podemos darte un precio cerrado. No somos una compañía de seguros, somos los responsables de que obtengas las mejores coberturas al mejor precio, con independencia, honestidad y profesionalidad.

¿Qué coberturas incluye el seguro multirriesgo?

El seguro multirriesgo suele incluir una serie de coberturas básicas a las que se pueden añadir otras opcionales en función de tus necesidades y las características de tu hogar. Así, entre las coberturas mínimas están:

1. Coberturas básicas por daños en el continente. Por continente entendemos la vivienda en sí. Es decir, su estructura, entre la que se encuentran elementos como los techos, paredes, suelos, ventanas, cimientos, instalaciones fijas (eléctrica, agua, calefacción, telefonía…) etc. También se considera continente toda aquella decoración que sea fija, como la escayola, pintura, rodapiés, moqueta, etc. Las rehabilitaciones y reformas de la casa también están incluidas.

2. Coberturas básicas por daños al contenido. Por contenido entendemos todos los objetos que se encuentran en el interior de la vivienda. Desde los muebles hasta los cuadros, incluidos la ropa, etc. Todos aquellos elementos no fijos a la estructura y que pertenezcan al asegurado o a las personas que vivan con é

3. Cobertura de Responsabilidad Civil a terceros. Este servicio se encarga de proteger al tomador del seguro en caso de que este cause un accidente en el que estén involucradas terceras personas. Es decir, al contratar esta cobertura, estarás protegido de cualquier reclamación por el daño que puedas ocasionar a terceros. Ahora bien, todos los seguros de hogar tienen un límite de indemnización, por ello, es fundamental informarse bien antes de contratar una u otra póliza para saber qué coberturas tiene tu seguro y qué límites tiene.

4. Cobertura de Defensa Jurí Con esta cobertura, será su compañía de seguros la encargada de reclamar cualquier daño que un tercero cause sobre su vivienda. Entre los servicios que incluye está la defensa jurídica y penal, así como la defensa de todos tus derechos como propietario o inquilino en caso de que hayas alquilado una vivienda.

5. Asistencia en el hogar. Ya sea ofreciendo un servicio completo que cubra los gastos de reparaciones o conectando al asegurado con su red de profesionales, las aseguradoras -por norma general- suelen contemplar algún tipo de asistencia en el hogar ante imprevistos que no quedan cubiertos por la pó Dentro de esta garantía las compañías pueden incluir más o menos servicios: asistencia informática, familiar (facilitando personal para distintas tareas), veterinaria (para las mascotas que vivan en el hogar asegurado), etc.

Cabe señalar que, dentro del seguro multirriesgo, se presentan multitud de posibilidades a la hora de contratar las distintas coberturas. Y es que puedes elegir únicamente aquellas que se adapten en mayor medida a tus necesidades. Es decir, por lo general (aunque dependerá de la compañía aseguradora con la que contrates el seguro de hogar) podrás elegir las coberturas y servicios que más se adapten a tus necesidades de forma totalmente independiente, partiendo de una lista de garantías esenciales o básicas. Que esta lista de coberturas mínimas sea más o menos completa dependerá de cada compañía.

¿Qué servicios suelen incluirse por tanto en los seguros multirriesgo?

Las coberturas de los seguros multirriesgo suelen incluir, por tanto, los daños en el continente, en el contenido y la cobertura de Responsabilidad Civil a Terceros así como la defensa jurídica (pudiendo contratarlas cada una de ellas de forma independiente).

Así, entre algunos de los daños materiales que pueden sufrir tanto el contenido como el continente de una vivienda, este tipo de póliza suele cubrir, por lo general, los siguientes:

1. Daños por robo o hurto. En esta cobertura suelen incluirse los robos o hurtos de muebles, dinero etc. Así como los daños ocasionados en la vivienda como consecuencia de estos actos.

2. Daños por incendios o explosiones.

3. Necesidad de cambiar la cerradura. En caso de que te roben las llaves de tu casa, si tienes contratada una póliza de hogar multirriesgo, la compañía de seguros se hará por lo general cargo de los gastos.

4. Daños relacionados con el agua. Es decir, todos aquellos desperfectos causados por inundación de la vivienda, así como goteras o rotura de la red de tuberías de la casa.

5. Uso fraudulento de tarjetas de cré En caso de que pierdas tus tarjetas de crédito como consecuencia de un atraco o un robo, y alguien haga uso de ellas sin tu consentimiento la compañía de seguros también se hará cargo de los gastos producidos.

6. Daños en electrodomé Es decir, en caso de que se produzca una subida de tensión, o un cortocircuito, por ejemplo, si esta cobertura está incluida en tu contrato, será tu compañía de seguros quien se encargue de afrontar todos los gastos ocasionados.

7. Robo o atraco fuera de la vivienda.

Como hemos dicho, cada compañía incluye unas coberturas u otras en sus pólizas multirriesgo. Por ello, es importante que leas bien y conozca bien todas las condiciones establecidas en el contrato, así como todas las coberturas en el seguro que quiera contratar con el fin de evitar problemas en el futuro.

Te estamos esperando