Tu tranquilidad
es nuestra prioridad

Analizamos
tus necesidades reales
de cobertura y aseguramiento

 

Te ofrecemos
el asesoramiento
que necesitas

Defendiendo siempre
tus intereses frente
a la entidad financiera

1
1

¿Es obligatorio el seguro de buceo?

Si, el seguro de buceo es obligatorio. La legislación de nuestro país, exige que todo buceador recreativo esté en posesión de un seguro de accidentes y responsabilidad civil para el buceo. En España en concreto la Orden de 14 de octubre de 1997 del Ministerio de Fomento deja muy claro que debes de tener un seguro de buceo en vigor y además un reconocimiento médico, firmado por médico hiperbárico. El reconocimiento médico para buceadores tiene una validez de 2 años desde la fecha que escribe el médico y debes de preocuparte de renovarlo a tiempo. Puedes contratar un seguro sin tener el reconocimiento, pero si ocurre un accidente y tu reconocimiento médico no estaba actualizado, puedes tener problemas de cobertura por parte de tu seguro, además de los problemas legales por no cumplir con la legislación vigente. En muchos centros de buceo, no te permitirán bucear si no presentas toda la documentación en regla exigida por la ley, es decir: título de buceo, seguro de buceo, reconocimiento médico hiperbárico y tu DNI.

¿Qué datos deben aparecer en mi tarjeta o certificado de seguro?

  • Tus datos personales: Nombre completo y DNI.
  • Fecha de vigencia del seguro contratado.
  • Tipo de seguro/cobertura
  • Teléfonos de asistencia desde España y Extranjero.
  • Datos de la compañía aseguradora

Tipos de seguros de submarinismo

1. Seguros de un día

Es una buena opción si eres buceador ocasional, dura 24 horas y puedes contratarlo en el mismo centro de buceo antes de la inmersión si el tuyo está caducado. Muchas veces es necesario contratarlo si te has olvidado tu seguro en casa o si no tienes posibilidad de acceder a él por internet para mostrar o imprimir el Certificado de Seguro, puede salvar tu reserva de inmersiones. También puedes emitirlo por internet sabiendo la fecha en la que vas a bucear y llevar impreso el Certificado de Seguro. Suele ser la opción menos rentable y los precios varían entre los 5€ y los 7€.

2. Seguro de fin de semana

Sus coberturas duran 2 días consecutivos es decir 48 horas desde su emisión y al igual que el seguro de día, puede ser una buena opción si sabes que tus inmersiones son algo esporádico. Esta opción siempre suele ser algo más económica que contratar dos seguros de un día, pero no todas las aseguradoras lo tienen. Aunque se llame de fin de semana, no tiene por qué ser para sábado y domingo, simplemente es de dos días. Los precios rondan los 10€. Te imprimirán un Certificado de Seguro en papel para bucear esos dos días.

3. Seguro semanal

Igual que los anteriores, pero de 7 días, la opción ideal para cubrir un puente o unas vacaciones en las que saliste de casa sin hacer tu seguro de buceo o te diste cuenta que estaba caducado el que sueles contratar todos los años. Muchas aseguradoras y agencias, directamente lo han eliminado y te ofrecen el seguro de un mes casi por el mismo precio, esta modalidad rondaba los 15-20€, recibirás el Certificado de Seguro impreso para presentarlo en cada inmersión, este seguro no incluye tarjeta de PVC.

4. Seguros de un mes

Una buena opción para cubrir los días sueltos de inmersiones durante tu periodo vacacional o un viaje de buceo. Dura 30 días consecutivos. Puedes emitirlo desde casa por internet o en cualquier centro de buceo. Su precio ronda los 27€ Te darán el Certificado de Seguro impreso o acceso a él en digital, no suele llevar tarjeta de seguro de PVC. No olvides llevar siempre el Certificado de Seguro impreso.

5. Seguro anual

El seguro más habitual entre los buceadores es el anual. Sale el que mejor de precio, si buceas más de 5 veces repartidas a lo lardo del año. Sólo debes comprobar que su duración es de 365 días y caduca un día antes del mismo mes el año siguiente, algunos seguros anuales son por año natural y pueden terminar su vigencia el 31 de diciembre, en cuyo caso debes asegurarte que te cobran la parte proporcional según la fecha en la que lo contrates. Como hemos visto en la comparativa el precio oscila entre los 30 y los 40€, este seguro casi siempre se emite acompañado de una tarjeta de PVC con tus datos identificativos, la vigencia y un resumen de coberturas, así como teléfonos de asistencia, igualmente si no tienes la tarjeta lleva siempre a bucear el Certificado de seguro impreso.

Consideraciones a tener al contratar tu seguro para bucear

1. Ámbito de las coberturas

Como los buceadores suelen viajar y es fuera de casa dónde más importante se hacen los seguros… debes comprobar que el ámbito de cobertura es mundial. En algunas pólizas existen excepciones, ya que, aunque ponga ámbito Mundial en el resumen pueden contener países con excepciones sobre todo en la responsabilidad civil, si sólo excluye USA y Canadá es normal, si excluye más deberías tenerlo en cuenta.

2. Seguro de Reembolso o pago directo

Imagina que llegas a un hospital de Bangkok con la pierna en la mano y necesitas cirugía urgente o con necesidad de ingresar en la cámara hiperbárica por enfermedad descompresiva grave. Antes de atenderte el centro médico os comunica que la factura serán 15.000€ y tiene que cobrarlos antes de realizar el servicio que necesita el paciente. ¿Qué haces?

Muchos seguros de accidentes son de reembolso, es decir, tu pagas y luego ya te devolverán la pasta. Esto se esconde detrás de coberturas muy elevadas con lo cual parecen los mejores, pero lo más importante es que la aseguradora se haga cargo de los pagos directamente en todo el mundo. Necesitas que tu póliza sea de asistencia y pague directamente y por adelantado si es necesario.

Otro problema: El hospital dice que no acepta garantías de pago de aseguradoras. Esto es habitual y en ese caso tampoco te serviría tu seguro, aunque no sea de reembolso. Es importante buscar en la póliza o consultar, si incluye un servicio que tienen sólo los mejores seguros de buceo y es; si la aseguradora tiene corresponsales que se encargan de acudir físicamente a los centros médicos y abonar las facturas.

Si no tienes en cuenta este punto, ¿de qué sirve tener el seguro con mayores coberturas económicas?

3. Coberturas del seguro durante bautismos y cursos de buceo

Durante tu primera experiencia de buceo o durante los cursos, el seguro de buceo profesional de tu guía o instructor con su responsabilidad civil cubre los daños que pudieran ocurrirte como consecuencia de un accidente. Pero ojo, el alumno SIEMPRE debe estar asegurado personalmente y no es suficiente que su Instructor o centro de buceo esté asegurado por daños de responsabilidad civil. Según el R.D. de 1997 y siguientes actualizaciones, “cualquier persona que se somete a un ambiente hiperbárico debe hacerlo acorde a dicha Ley. Piensa que el seguro de buceo propio también te protege más, ya que puedes cometer negligencias, que provoquen daños que escapen a la cobertura del seguro de tu instructor. Lo mejor es que si te propones probar el buceo, aunque solo sea un bautismo o hacer el curso Open Water contrates tu propio seguro de buceo por tu cuenta y por supuesto cuando seas buceador titulado lo renueves cada año.

4. Coberturas de otras actividades náuticas

Los seguros actuales ya suelen cubrir no sólo la propia actividad de la inmersión con buceo con equipo autónomo, sino también el propio viaje en el barco o desde que llegas al centro de buceo. Si es bueno hasta el viaje desde casa, hasta tu regreso. Pero también pueden cubrir la práctica de apnea, snorkel, natación, la pesca submarina no profesional, kayack, piragua, pesca de superficie, o incluso, el uso de scooter submarino, el esquí acuático o el uso de motos de agua. Es una cosa más a tener en cuenta si te gusta disfrutar de los deportes náuticos en tus vacaciones. Y sobre todo de cara a que al contratar otra actividad náutica te exijan hacerte este seguro, si ya lo incluye el que tienes, eso que te ahorras.

5. Documento acreditativo de seguro

Siempre que contrates un seguro, ya sea emitido por un centro de buceo o por internet desde casa, debes de ver en el momento el Certificado de Seguro y comprobar que son correctos tus datos, las fechas de vigencia y las coberturas. Así como ver que está firmado o sellado por la entidad aseguradora. Esto no es sólo porque puedas tener miedo a que alguien te vaya a estafar, pero somos humanos y podemos cometer errores al teclear. Imagina que, en tu centro de buceo, con las prisas se equivocan en un clic, sale mal la fecha de tu seguro, vas directo al barco y tu seguro no está emitido y justo ese día ocurre una desgracia, el que tendría un problema inmediato al no estar asegurado serías tú. Por eso compruébalo siempre antes de embarcar.

¿Podemos ayudarte?

Estamos aquí para informarte si tienes más dudas sobre este tipo de seguro. Nuestros presupuestos y coberturas son completamente personalizados. Por eso no podemos darte un precio cerrado. No somos una compañía de seguros, somos los responsables de que obtengas las mejores coberturas al mejor precio, con independencia, honestidad y profesionalidad.

Coberturas del seguro de buceo. Alcances y limitaciones

Las pólizas para submarinistas cubren varias áreas que vamos a explicar brevemente y siempre hay que prestar atención a las limitaciones.

1. Accidentes personales de buceo

Es la parte de cobertura por accidentes de un seguro de buceo, pero no la única. Quizás es la que más nos interese analizar, ya que cuando las cosas se tuercen, no podemos ni imaginar los costes que tiene la atención médica y los traslados medicalizados o un simple ingreso en cámara hiperbárica. En España, pese a todo, tenemos una sanidad extraordinaria y una atención garantizada para urgencias y de gran calidad. Pero cuando ocurre algo suele ser en el peor momento y lugar del planeta, en otros países el traslado hasta una cámara hiperbárica o la atención en un hospital durante unos días, pueden ser decenas de miles de euros, por no hablar de una intervención quirúrgica, esto en la mayoría de los casos acabaría con los ahorros de toda una familia. Por eso es importante que miremos los alcances de los seguros de buceo y que sean lo más elevadas posibles en estas coberturas.

2. Responsabilidad Civil para buceadores

Podemos pensar que los seguros de buceo son exclusivamente para cubrir los daños que podamos sufrir en nuestra propia persona, pero aun siendo esto muy importante, no es lo único que deben de cubrir por ley. El buceo es una actividad que se hace en grupo y como mínimo en parejas. El sistema de compañeros hace que siempre tengamos otro buceador o buceadores alrededor. En caso de que le produjéramos algún daño ya sea por una acción nuestra, por omisión de una determinada acción o por negligenciatenemos la obligación por ley de compensarle, así lo recoge el código civil. Esto es la Responsabilidad Civil y además las cuantías que están obligadas a cubrir en este ámbito los seguros, suelen ser bastante superiores a las de los propios daños personales. Así que presta atención a los grandes números ya que siempre suelen ser las coberturas, pero de RC (Responsabilidad Civil) y más atención aún a las coberturas de tus propios daños en gastos médicos, traslados etc.

3. Responsabilidad Civil como Instructores

Como profesionales del buceo recreativo, los divemaster, instructores, guías de buceo que vayan a ejercer su actividad deben de contratar otro tipo de seguro de buceo profesional, en el que las coberturas de Responsabilidad Civil son mayores y cubre a los alumnos bajo su formación. En este articulo no entraremos a valorar este tipo de seguros. Sólo diremos que son imprescindibles para estar en estado activo y renovado por las Asociaciones certificadoras de buceo y que rondan los 135€ – 200€ anuales, las coberturas son muy diversas.

Limitaciones a tener en cuenta de los seguros

1. Edad del buceador:

Muy importante leer la póliza, nuestro vendedor del centro de buceo, puede no caer en la cuenta en el momento de que tienes más de 65 años o más de 70. Hay algunos seguros, que directamente no te cubren los accidentes por encima de determinada edad o excluyen ciertos accidentes.

2. Enfermedades preexistentes:

Igualmente, importante es ver si tu seguro excluye ciertas enfermedades bastante habituales, todos conocemos a alguien que padece diabetes o tiene asma y lleva años buceando sin problemas, pues bien, muchos seguros excluyen los accidentes que puedan sufrir estas personas derivados de su enfermedad. Lee bien la póliza e infórmate directamente con la compañía qué excluye exactamente, si no te queda claro.

3. Centros médicos concertados:

Muchos seguros tienen diferentes coberturas (mucho más elevada) en centros médicos concertados que en el resto. A ti te interesa los que no son concertados, por ejemplo: si estás de viaje en un país remoto, seguramente no acabes en un hospital o cámara hiperbárica concertada por MAPFRE (empresa española).

4. Reembolso o pagos a posteriori:

Muy importante también, que no ponga “reembolso” o “la compañía abonará los gastos de asistencia de urgencia durante las primeras 24h”, (como, por ejemplo: los seguros de “extrasub” o “axasub” de “rocalsub”). Eso significa que estás vendido y debes de pagar todo lo que ocurre desde el accidente hasta después de ser atendido, trasladado, (en helicóptero médico quizás) intervenido de urgencia… vamos lo más caro de tu bolsillo. Y la compañía te reembolsará a posteriori lo que entre dentro de sus coberturas.

Te estamos esperando